domingo, 10 de abril de 2016

LAS ALERGIAS NO EXISTEN 1º


DE LAS ENSEÑANZAS DEL DOCTOR SALOMON SELLAM.-

La clínica psicosomática ofrece una nueva visión de la enfermedad y de los trastornos del comportamiento. El término psicosomática significa simplemente la existencia de relaciones posibles entre nuestra psiquis y nuestro cuerpo, y estas relaciones podrían ser el origen de una enfermedad. En ningún caso la palabra psicosomática hace referencia a un desorden psíquico, ni tampoco a una deficiencia mental o locura.
"La paradoja alérgica":
 Se produce el primer contacto y la entrada en el organismo de un cuerpo extraño normalmente inofensivo, el alérgeno. Por otra parte, nuestro sistema inmunitario de defensa interviene rápidamente para trabajar sin descanso y con discreción tratando de identificarlo y eliminarlo. Es la fase muda de sensibilización o identificación del agresor.

El sistema inmunitario de defensa puede compararse a un ejercito secreto donde todas las órdenes se dan en voz baja y a oscuras, para no perturbar la paz y la seguridad de nuestro día a día. Durante esta fase de sensibilización, las órdenes inmunitarias responden al siguiente imperativo: visto y no visto.
Más tarde aparece en escena el ataque de alergia. En cuanto aparece el alérgeno, la totalidad del discreto sistema subterráneo de defensa invade el escenario como si fuese más urgente y biológicamente mucho más rentable, interpretar el espectáculo a la vista de todos. En primer plano se instalan los linfocitos y los macrófagos inspirados y ayudados por los plasmocitos y los basófilos , esparciendo por doquier su artillería pesada frente a un público asombrado y sorprendido ante tal demostración de fuerza. Los espectadores admiran por fin las espirales de las inmunoglobulinas paralizantes y petrifcantes de tipo E y los géiseres de histamina que se derraman sobre el escenario, ahogando los últimos edemas. Aquí las órdenes inmunitarias comunican el siguiente imperativo: esto tiene que verse, oírse y olerse. Es una especie de escándalo inmunopolítico revelado y desplegado a pleno día, en la plaza pública. Es la fase de hipersensibilidad alérgica o fase de detención y neutralización del agresor.


En la tranquilidad de la vida diaria, de golpe, sin previo aviso, un verdadero fuego de artificio se desencadena por medio de un pequeñísimo granito de polen, de una sola molécula de café, de un pequeño bocadito de pan, de algunos nanogramos de metal barato, de algunos átomos de agua, de un rayito de sol, de un pelo de gato, de perro, de caballo o de camello, de una centésima parte de salmón noruego, de una milésima parte de gamba del Atlántico o cangrejo, de una millonésima parte de fresa, de una pequeña bocanada de humo, de una sola partícula de perfume, de un ácaro minúsculo o de un mordisquito de chistorra.
¿PERO PORQUÉ TODO ESO?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...