domingo, 14 de febrero de 2016

TIPS PARA TENER UN BUEN DÍA

1. Levántate temprano. Levantarnos temprano para que nos de tiempo a hacer todo lo que tengamos pendiente, sin prisas, nos permite librarnos de la sensación de estrés desde primera hora de la mañana. Este hecho, día a día, nos libera de tensión y ansiedad y nos permite afrontar los días con más seguridad, optimismo y motivación.

2. Escucha tu canción favorita. Escuchar nuestra música favorita nada más levantarnos, cuanto más fuerte mejor (utilizando el Ipod, mp3, mp4 o lo que tengamos a mano si no podemos hacer ruido) literalmente nos carga las pilas y nos sube la moral. Esto es una buena inyección de motivación para el cuerpo.

3. Desayuna. Un buen desayuno nos ayuda rendir mejor tanto física como mentalmente.

4. ¡Hazlo! Cuanto antes mejor. Todo lo que tengas que hacer en la mañana, en el rato antes de irte a trabajar o cuando tu horario te lo permita, hazlo, cuanto antes mejor. Sin pensar demasiado en las ganas que tengamos, lo mejor es hacer las tareas pendientes una detrás de otra sin dudarlo mucho. Así cuando terminemos tendremos la autoestima por las nubes, al haber sido capaz de hacerlo todo; tendremos más tiempo libre y sobre todo paz mental, al no sentirnos culpable de ocupar nuestro tiempo en otras cosas teniendo algo pendiente...

5. Haz una lista de las cosas pendientes para el día siguiente. Si llevamos a cabo este hábito, no tendremos mucho tiempo de echarnos atrás a la hora de hacer algo pendiente, ya que solo hay que leer y actuar.

6. Haz algo de ejercicio. En la medida de lo posible, busca tiempo y ve a andar por lo menos 2 veces en semana. Para los que tengan muy pero que muy poco tiempo, con media hora basta.

7. Acuéstate temprano. Si queremos levantarnos temprano y tener motivación para ello, nuestra mente necesita la seguridad de que va a tener un óptimo descanso. Para ello, acuéstate temprano, si siempre te acuestas tarde, fíjate una hora para irte a la cama y hazlo. Si tienes problemas para llevar esto a cabo, intenta irte a la cama un cuarto de hora antes de lo habitual cada día, así hasta que te acostumbres a acostarte a la hora que necesites.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...